Certifique su dominio del italiano con el examen CEDILS

13 Jan 2020

#Italiano #titulo de italiano

Certifique su dominio del italiano con el examen CEDILS

El dominio de un segundo idioma es indispensable para lograr el éxito profesional y empresarial. No basta con conocer las reglas gramaticales de un idioma, es necesario que acreditemos su comprensión y manejo. El examen CEDILS nos permitirá contar con lo necesario para garantizar nuestros conocimientos sobre la lengua italiana.

Es importante conocer que los exámenes para evaluar la habilidad sobre el uso de la lengua italiana se aplican en función de la actividad profesional del solicitante que pide ser evaluado. Existen certámenes específicos para cada sector profesional. Si somos profesores dedicados a la enseñanza del italiano, CEDILS es el medio ideal para garantizar nuestros conocimientos.

CEDILS es el acrónimo de Certificazione in Didattica dell Italiano a Stranieri (Certificación de Enseñanza de la Lengua Italiana a Extranjeros) y, como su nombre lo indica, es aplicable a los profesores que enseñan la lengua italiana.

La ventaja fundamental de este examen es que no necesitaremos obtener doble certificación previa para poder aplicar al CEDILS. Incluso, bastará con que presentemos un título universitario de docente, sin necesidad de contar con experiencia en la enseñanza del idioma.

¿Qué habilidades son evaluadas mediante CEDILS?

El Laboratorio Itals de la Universidad Ca´Foscari de Venecia es la autoridad responsable de la emisión del certificado de italiano. Este instituto ha estudiado por muchos años las habilidades específicas con las que deben contar los profesionales dedicados a la enseñanza del idioma italiano. El fruto de esa investigación ha sido plasmado en un examen que incluye las siguientes pruebas:

- Evaluación oral. Se reproducen audios relacionados con la cultura italiana. Durante 3 o 4 minutos, tendremos que escuchar las grabaciones y exponer sobre el contenido de estas.

- Dominio de la escritura en italiano. En esta etapa se aplican exámenes por escrito; esta prueba está dispersas en otras cuatro fases:

1. Evaluación sobre la metodología glotodidáctica. Analiza los factores que influyen en la lengua. El objetivo de la glotodidáctica es promover el aprendizaje eficaz de diferentes lenguas.

- Enseñanza de material. El profesor debe ser apto para utilizar medios didácticos que faciliten el aprendizaje de sus alumnos. En la enseñanza del italiano deben utilizarse mecanismos docentes adecuados a la edad, circunstancias y antecedentes de los estudiantes.

- Comentario personal. Una forma en la que el profesor expresará su opinión sobre cierto aspecto con el estilo que lo caracteriza.

- Aspectos gramáticos y sociolingüísticos del italiano. El italiano cuenta con reglas gramaticales que se deben respetar. En este examen se califica el dominio que el profesor tiene sobre dichas reglas.

CEDILS contempla los recursos didácticos de los profesores. Esto permite una evaluación integral de las habilidades en la enseñanza del idioma y obtener el título de italiano necesario para abrir mayores oportunidades profesionales.

¿Qué tan extenso puede ser el conjunto de exámenes? CEDILS engloba un total de cinco pruebas, las cuales son aplicadas en un periodo de 5 horas.

¿Cuándo se aplica a CEDILS?

Es posible presentar el examen en la ciudad de Venecia, Italia. En este lugar se abre convocatoria para postularse como candidato para la prueba. Al examen para la certificación del dominio de la lengua italiana se aplica dos veces al año.

Pero si no podemos viajar hasta la ciudad de Venecia, no tenemos que preocuparnos. Si vivimos en Italia podemos investigar en distintas sedes en donde se aplica para el CEDILS una vez al año. Algunas universidades que incluyen la enseñanza del italiano en su programa de estudios realizan acuerdos con la entidad certificadora para aplicar a las pruebas en sus instalaciones.

En algunas ocasiones, grupos de profesores han solicitado que se les aplique para este examen en alguna de las instalaciones universitarias o en alguna institución cultural italiana. Vale la pena averiguar si existen estos grupos docentes dentro de nuestra ciudad. Si es así, solicitaremos junto a otros profesores la aplicación de CEDILS.

¿Cómo prepararse para las pruebas?

Los estudiantes se preparan con diligencia para aprobar los exámenes y contar con una calificación que les permita acreditar una materia propia de su carrera profesional. Los profesores también pueden prepararse previo a la aplicación de CEDILS.

Todos podemos hacer del italiano una de nuestras lenguas principales. Sin importar cuál sea nuestra lengua materna, aplicaremos al máximo nuestros conocimientos en italiano. Y esto no tiene por qué resultarnos una rutina aburrida. Podemos buscar en Internet películas que estén en italiano; de preferencia deberíamos visualizar cintas de diferentes géneros. Así podremos familiarizarnos con los modismos propios de Italia, vocablos que a veces solo se encuentran en la cultura de los italianos y no en los diccionarios bilingües.

El italiano es un lenguaje rico en vocablos literarios. Para incrementar nuestros conocimientos de dicha lengua, es importante que estemos en contacto constante con literatura y material multimedia en italiano. Tal vez nos hayamos dado cuenta de que gran parte de las baladas en español tienen su origen en la música italiana. Podemos buscar la versión en italiano y practicar nuestra canción favorita, incluso en nuestros breves momentos de descanso.

Si somos lectores habituales de los periódicos y de las noticias internacionales, buscaremos en Internet la versión en italiano de nuestros portales informativos favoritos. La preparación para CEDILS debe incluir las noticias más importantes que impacten en diversas áreas de la sociedad. Hemos de leer novedades financieras, deportivas, culturales y toda materia que encontremos en el portal de noticias.

Aunque ya dominemos la gramática y los modismos propios de Italia, tenemos que adquirir conocimientos sobre esta cultura. Por ejemplo, si aprendimos italiano con un libro que fue escrito hace 30 años, debemos saber que algunos términos utilizados en esa obra ya no se usan. En aquel entonces se usaba la lira italiana como la moneda oficial de Italia, pero con el tiempo esta divisa fue reemplazada por el euro. Si enseñamos italiano a un estudiante con conocimientos financieros, seguro que nos cuestionará sobre nuestra actualización en el idioma. Es tiempo de refrescar los conocimientos sobre la cultura italiana.

Existen plataformas para que podamos matricularnos en uno de los exámenes oficiales de idiomas;¡haremos bien en investigar en alguna de ellas! No hay nada como incrementar las probabilidades de éxito en nuestra carrera como profesores de italiano mediante la certificación CEDILS. Con ella, añadimos valor agregado a la enseñanza.