Examen Goethe Zertifikat B1: Examen de Alemán

13 Jan 2020

#Alemán #GOETHE

Examen Goethe Zertifikat B1: Examen de Alemán

El título de alemán B1 es un certificado que acredita a su poseedor de las habilidades suficientes para poder desenvolverse con suficiente fluidez y facilidad en el día día hablando alemán. Se trata del nivel intermedio según el Marco de Referencia Europeo para las lenguas (MCER), siendo el tercer nivel de los seis existentes.

Partes del examen B1 de alemán

El certificado B1 alemán consta de diversas partes que han de ser superadas por el estudiante. Se pueden clasificar como:

- Lectura: la parte dedicada a la correcta lectura del texto y su comprensión; está enfocada al título de alemán de nivel intermedio. Es decir, la persona que adquiera el título de nivel intermedio debe ser capaz de poder entender escritos como los de un correo electrónico o carta, artículos de revistas o periódicos y demás textos que puede encontrarse una persona en su vida cotidiana. Así mismo, el estudiante debe ser capaz de entender puntos de vista, opiniones y detalles importantes.

- Escritura: del mismo modo que la lectura, un estudiante del nivel B1 de alemán debe conseguir escribir textos breves, como correos electrónicos, cartas a familiares o amigos y pequeños escritos en los que plasme su opinión o descripciones sobre algo.

- Conversación: la capacidad de habla de los estudiantes de nivel intermedio debe ser la suficiente como para poder mantener una conversación similar a las que podrían darse de manera normal en la vida cotidiana. Siendo capaz de mantener una conversación coherente, conectando frases de manera correcta y sin tener que pensar en casa lo que va a decir, es decir: habilidad de improvisación. Algunos ejemplos de este tipo de conversaciones pueden ser resumir un libro, hacer planes, contestar preguntas en relación con la conversación, etc.

- Comprensión oral: cuando un estudiante de nivel intermedio de alemán está listo para superar el examen, debería poder: escuchar discursos breves con una velocidad de habla adecuada, programas de radio o televisión o conversaciones cotidianas captando las partes fundamentales del diálogo.

Es decir, este título te prepara para desenvolverte en un país de habla alemana, sin muchas dificultades, y sin ayudas externas. De manera que cubre las disciplinas básicas para aprender un idioma nuevo.

Duración del examen y cada una de sus partes

La duración total del examen alemán, sin contar descansos y tiempos intermedios entre prueba y prueba, asciende hasta los 180 minutos, o lo que es lo mismo, tres horas. La duración de cada prueba por separado es:

- Lectura: 65 minutos.

- Escritura: 60 minutos.

- Conversación: 15 minutos (aproximadamente).

- Comprensión oral: 40 minutos.

Contenidos del certificado B1 de alemán

Los contenidos que encontraremos a lo largo de la prueba los podemos dividir como gramaticales, vocabulario, comprensión auditiva, oral, escrita y lectora.

Dentro de los contenidos gramaticales distinguimos:

- Preposiciones de tiempo y lugar.

- Partículas modales.

- Voz pasiva en diferentes tiempos verbales.

- La expresión es.

- Conjunciones y adverbios.

- El infinitivo con zu.

- Conjunciones de dos partes.

- Participio presente y perfecto.

El léxico o vocabulario que se estudia durante el año académico es:

- Política y sociedad.

- Economía.

- Manifestaciones culturales tales como el arte y la pintura.

- Sociedad y eventos sociales.

- Paisaje y turismo.

- Medio ambiente y clima.

- Relaciones personales.

- Planes de futuro.

Los principales temas a dominar en cuanto a la compresión auditiva giran en torno a:

- Ser capaz de entender entrevistas.

- Percibir cuándo ocurre un malentendido en una conversación.

- Comprender programas de radio y televisión, captando ideas importantes de ellos.

- Distinguir varios puntos de vista en una conversación o discurso.

- Entender conversaciones sobre temas cotidianos.

La comprensión oral que se aprende en el nivel intermedio se resume en:

- Ser capaz de hacer recomendaciones justificadas sobre algo.

- Poder realizar entrevistas de trabajo con un alemán estándar.

- Capacidad para narrar historias, hacer presentaciones orales e incluso responder a cuestiones referidas a estas.

- Habilidad para solucionar malentendidos derivados de la conversación.

- Participar en conversaciones, de manera que pueda reaccionar de manera adecuada ante los altibajos de esta. Es decir, poder reaccionar cuando se habla de algo triste o alegre.

- Hacer énfasis en ciertas partes del discurso que se consideran importantes.

La comprensión escrita de un alumno o alumna adquirida durante el curso es:

- Capacidad para el desarrollo de biografías de manera ordenada y concisa.

- Escribir textos sencillos y breves sobre temas del día a día.

- Describir hechos, como viajes o experiencias pasadas.

- Redactar cartas personales con información sobre experiencias e impresiones personales, plasmando en el texto sentimientos y reacciones.

Durante la formación se hará hincapié en los siguientes puntos relacionados con la comprensión de la lectura de textos:

- Poder leer blogs, revistas, textos informativos e incluso entrevistas.

- Comprender textos sencillos sobre temas concretos, como puede ser el programa académico de un curso.

- Reconocer puntos de vista diferentes en un texto.

- Entender encuestas.

Material didáctico para aprobar el examen

Cuando preparamos un examen, no solo debemos pensar en aprobar el curso para obtener el título. Si de verdad queremos aprender un idioma, tenemos que hacer uso de los materiales indicados por el centro responsable de tal acreditación.

Entre los materiales que aportará el centro podemos encontrar libros, en los que podremos trabajar diversos textos relacionados con las temáticas de las que trata el vocabulario, ejercicios para comprobar nuestra comprensión, e incluso actividades auditivas para conseguir el máximo dominio del tema.

Un libro de ejercicios en el que podamos poner en práctica nuestros conocimientos será de gran ayuda para asegurar todos los conceptos en nuestra cabeza.

Ejemplos de este tipo de libros son los Sicher! B1+, de la editorial Hueber, que tienen tanto libro de texto como de ejercicios.

Al tratarse de un idioma nuevo, existen muchas palabras que no conocemos, y aunque algunas seamos capaces de entenderlas por el contexto, un diccionario de alemán será nuestro salvavidas.

Sin embargo, también es posible potenciar nuestros conocimientos haciendo uso de Internet. Hoy en día, existen miles de plataformas donde mejorar nuestras habilidades en idiomas extranjeros. Con la posibilidad de mantener conversaciones habituales con nativos alemanes. Por ejemplo, Tandem, una plataforma con su propia app que conecta a gente que quiere aprender un idioma, con otras personas que, a cambio, solo piden lo mismo.

Si queremos ir un paso más allá, podemos buscar canales de Youtube de creadores alemanes, así, mientras nos entretenemos, estaremos aprendiendo vocabulario nuevo, expresiones que se utilizan en Alemania y puede que algunas costumbres.