Exámenes LanguageCert young learners (Exámenes para niños)

11 Jan 2020

#LanguageCert #Examen de inglés

Exámenes LanguageCert young learners (Exámenes para niños)

Para todas aquellas personas cuya lengua nativa no es el inglés, pero que desean o necesitan respaldar de manera oficial sus conocimientos en ese idioma, se creó el certificado English for Speakers of other Languages o ESOL.

El proceso de certificación ESOL consiste en una serie de exámenes LanguageCert, mediante los cuales se evalúa el nivel de inglés de los alumnos. De tal forma, nuestros conocimientos y habilidades son avalados por un certificado de inglés con reconocimiento a nivel mundial y de por vida, con la posibilidad de avanzar en los niveles de acuerdo a nuestro desarrollo.

Dicho proceso es avalado por la Oficina de Regulaciones de Calificaciones y Exámenes (Ofqual) del Gobierno británico.

Young learners

En este rango se encuentran los estudiantes entre los 7 y los 12 años de edad, quienes han asistido a cursos de inglés en el sistema escolarizado o en el ámbito privado y que buscan evaluar sus habilidades, ya sea con fines académicos o con objeto de desenvolverse en actividades en el extranjero.

A través de la evaluación, los estudiantes podemos acceder a distintos niveles, de acuerdo a nuestro grado de comprensión y expresión del idioma inglés. Cada nivel está diseñado para monitorear el progreso de los alumnos y mejorar sus habilidades.

El LanguageCert Young Learners califica las habilidades de los estudiantes en dos niveles: Fox o Zorro, equiparable al nivel pre-A1; y Owl o Búho, equivalente aproximado al nivel A1 del Marco Común Europeo.

Las habilidades a evaluar abarcan cuatro aspectos esenciales:

- Comprensión auditiva.

- Comprensión de lectura.

- Expresión escrita.

- Expresión oral.

¿Qué es el examen LanguageCert Young Learners ESOL?

Los exámenes para principiantes están diseñados con temas acordes al rango de edad, utilizando un lenguaje claro y amigable que ayuda a evitar situaciones de estrés.

El examen escrito incluye la comprensión auditiva, la lectura y la escritura, mientras que el examen oral se basa en una conversación sobre temas de interés para los niños.

El examen escrito en el nivel Fox tiene una duración de 60 minutos, 10 de estos para la comprensión auditiva y el resto para la comprensión y expresión escrita; sin límite de tiempo entre cada sección, de modo que podemos responder de la manera que mejor nos convenga.

Las preguntas correspondientes a la comprensión auditiva son de opción múltiple y están acompañadas de imágenes para facilitar la comprensión de estas a los estudiantes.

Asimismo, se incluyen ejercicios sencillos como la relación de palabras con imágenes o el llenado de espacios en una frase con nombres o números. Esta sección consta de 15 puntos.

La sección relativa a la comprensión de lectura, con un total de 20 puntos, incorpora ejercicios para relacionar el texto con imágenes, determinar si una aseveración es verdadera o falsa y la selección de opciones para completar textos de manera correcta. Finalmente, se pide al estudiante responder preguntas sencillas.

Por otra parte, en la expresión escrita se evalúa nuestra habilidad de comunicar información personal y describir una imagen mediante oraciones sencillas. En esta sección encontramos 6 puntos.

En el nivel Owl, realizamos la evaluación escrita durante 75 minutos, con 15 para la comprensión auditiva y una hora para la comprensión y expresión escrita.

Si bien las preguntas en este nivel siguen siendo sencillas, se incrementa el número de ejercicios, incluyendo la lectura de una historia corta, la descripción de una historia ilustrada y la comunicación de información personal a través de oraciones que reflejen una situación real.

El examen oral consta de un breve diálogo con un interlocutor sobre temas cercanos a los estudiantes, como sus actividades diarias, sus preferencias o su familia. El diálogo es grabado y posteriormente evaluado, de modo que el examen sea visto por el estudiante como una conversación informal.

En ambos niveles, las evaluaciones se enfocan principalmente en las habilidades de comunicación de los estudiantes, dejando en segundo término el uso de un vocabulario complejo o la aplicación correcta de reglas gramaticales.

Ventajas de la certificación en inglés para niños

Podemos realizar los exámenes LanguageCert Young Learners todo el año en centros de pruebas aprobados, incluyendo las instituciones educativas a las que asisten los niños. De esta manera, los estudiantes se familiarizan con el proceso de evaluación del idioma, con miras a futuras certificaciones.

Al tratarse de evaluaciones separadas, cada uno de los estudiantes puede certificar aquellas habilidades en las que se considera con una mejor preparación, ya sea en la comprensión auditiva y escrita, o bien, en la expresión oral.

De igual forma, es posible obtener certificaciones en niveles distintos para las habilidades orales y escritas. Otra de las ventajas que ofrece el título inglés para young learners es la evaluación constante y sistemática del aprendizaje de los estudiantes, impulsándolos a mejorar.

Además, todos los estudiantes recibimos un certificado que muestra la cantidad de zorros y búhos que obtenemos en cada una de las habilidades evaluadas.

De manera tal que al enfocarse en los logros y no en las fallas, los niños no sienten la presión de una calificación numérica y se esmeran por obtener más zorros y búhos en evaluaciones posteriores.

Cabe destacar que la familiaridad del estudiante con el proceso de evaluación le permitirá obtener mejores resultados en las certificaciones más avanzadas, lo que redundará de manera indiscutible en mayores posibilidades para tener acceso a becas en el extranjero o a escuelas de habla inglesa.

¿Cómo prepararse para el examen?

La gran ventaja de los exámenes LanguageCert Young Learners es que no requieren de mucha preparación o estudio, ya que se evalúa el conocimiento que los estudiantes han adquirido en clases.

No obstante, sugerimos revisar los documentos de práctica oficiales, disponibles en la página electrónica de LanguageCert.

De manera particular, recomendamos revisar la lista de vocabulario y el plan de estudios de gramática. Asimismo, es altamente recomendable realizar exámenes de práctica para que los estudiantes se familiaricen con el tipo de preguntas que tendrán que responder en la prueba. Para ello, en el mismo sitio en línea se encuentra disponible material práctico para los niveles Fox y Búho.

Así es cómo funcionan los exámenes LanguageCert para jóvenes aprendices la lengua. Los consideramos muy apropiados para empezar a adquirir nivel de inglés desde edades tempranas.