Examen TOEFL, un pequeño gran paso

13 ene. 2020

#Toelf #Exámenes

Examen TOEFL, un pequeño gran paso

Se dice que las personas bilingües tienen la mente más activa y, más importante aún, que tienen facilidad de aprendizaje por lo que generalmente consiguen mejores puestos de trabajo que las personas promedio. Sin embargo, muchas veces en nuestras hojas de vida nos piden referencias palpables para respaldar nuestra experiencia en lenguas no nativas.

El examen TOEFL, Test of English as a Foreign Language (prueba de Inglés como idioma extranjero), es una excelente opción para certificar nuestros conocimientos y habilidades en la lengua anglosajona y obtener un título de inglés.

Con reconocimiento de más de 9000 organizaciones académicas y universidades importantes alrededor del globo, este examen se divide en:

- TOEFL Young Student Series: Ideal para niños de 8 a 16 años.

- TOEFL ITP y TOEFL IBT: Especial para alumnos pre-universitarios.

Contenidos

El examen TOEFL destinado para niños a partir de 8 años se compone de:

- TOEFL Primary Step 1: Específicamente diseñado para alumnos de primaria, durante la fase básica de aprendizaje.

Este examen se compone de 80 preguntas escritas y habladas en las cuales se incluyen temas como contextos familiares, expresiones coloquiales, vocabulario básico, instrucciones y peticiones sencillas, y textos breves sobre el día a día.

- TOEFL Primary Step 2: El examen diseñado para alumnos menores de edad que ya han comenzado a desarrollar habilidades comunicativas en el idioma de Shakespeare.

Este examen se compone de 76 preguntas escritas y habladas en las cuales se incluyen temas como frases e instrucciones rudimentarias, pequeñas historias, textos de contenido digerible y algunos sinónimos.

- TOEFL Primary Speaking: Diseñado para niños y jóvenes que quieren progresar en la comunicación verbal.

Este examen se trata de un complemento del TOEFL Primary STEP 1 y 2, el cual se lleva a cabo en formato digital que evalúa las siguientes competencias:

- Habilidad de comunicación en situaciones de la vida diaria.

- Expresión de emociones.

- Hacer peticiones.

- Descripción de personas.

- Objetos.

- Animales y acciones.

- Explicación de hechos.

- TOEFL Junior Standard: Puede ser aplicado para alumnos a partir de 11 años, este test mide las habilidades para escuchar, leer y escribir en inglés.

Compuesto por 126 preguntas habladas y escritas, este examen evalúa la comprensión del lenguaje, la redacción y significado de las palabras inglesas y, por último, comprensión lectora.

- TOEFL Junior Speaking: Este test evalúa las habilidades para hablar en idioma inglés en jóvenes de 11 años en adelante.

Se trata de una sencilla y breve prueba en ordenador que se realiza con la finalidad de conocer la fluidez y expresión del alumno ante la lectura de un texto en voz alta, uso del lenguaje oral de manera efectiva para transmitir información sobre contenido académico y la utilización del lenguaje anglosajón para completar tareas básicas de comunicación.

Para preuniversitarios

Para evaluar a jóvenes con este perfil, se tienen dos modalidades:

TOEFL ITP: Programa de exámenes Institucionales que está orientado a evaluar las habilidades de lectura, oído y redacción.

Es un derivado del test TOEFL en formato papel compuesto de 140 preguntas habladas y escritas que tienen como finalidad medir la comprensión auditiva, la estructura escrita y la comprensión lectora.

TOEFL IBT: Se trata del examen de inglés más reconocido que da acceso a las universidades extranjeras de todo el mundo.

El examen TOEFL más completo se compone de 90 preguntas habladas y escritas y de 30 ejercicios de conversación que medirán la destreza en cada una de las habilidades en la lengua inglesa (Reading, Listening, Writing y Speaking). La calificación del resultado está apegada al MCER (Marco Común de Referencia para las Lenguas).

Duración

A continuación se presentará la duración de las distintas modalidades del examen TOEFL.

- TOEFL Primary STEP 1: 60 minutos.

- TOEFL Primary STEP 2: 60 minutos.

- TOEFL Primary Speaking: 20 minutos.

- TOEFL Junior Standard: 115 minutos.

- TOEFL Junior Speaking: 18 minutos.

- TOEFL ITP: 115 minutos.

- TOEFL iBT: 196 minutos más 10 minutos de descanso entre las preguntas habladas y los ejercicios de conversación.

Es importante conocer la extensión de cada prueba para poder mentalizar y administrar de manera eficiente el tiempo disponible para responder el examen deseado.

Cómo preparar el examen

Triunfar no es cuestión de suerte, sino el resultado de una buena preparación y el tener éxito en cualquiera de las pruebas TOEFL no es la excepción. Tendremos que invertir una importante cantidad de tiempo para poder lograr una nota satisfactoria que nos acerque a nuestras metas personales.

Una excelente opción para el correcto adiestramiento en la contestación del TOEFL es el prepararse con cursos online a los cuales se puede accesar las 24 horas del día con posibilidad de tomarlos en cualquier lugar, siempre que exista una conexión a Internet.

Los cursos recomendados se tratan de:

TOEFL Primary English Learning Center: Actividades interactivas en línea que tienen como objetivo desarrollar las habilidades lingüísticas de los más jóvenes.

TOEFL Junior English Learning Center: Un curso diseñado para jóvenes de 11 años en adelante.

Curso de Preparación TOEFL iBT de un mes: Es un curso específico para preparación del examen en su modalidad IBT que nos ayudará a conseguir el máximo resultado.

Si además de los cursos online, se busca reforzar los conocimientos y habilidades en el idioma inglés, un poco más de material didáctico no estará de sobra así que la adquisición de libros especiales en la materia son una alternativa única.

Los libros de formación contienen explicaciones, CD´S con audios y cuadernillos repletos de ejercicios y respuestas basadas en el examen TOEFL. Los libros elaborados específicamente para la prueba TOEFL son:

- TOEFL ITP Practice Tests: Contiene simulacros y CD con audios.

- Official Guide to the TOEFL ITP Test: Se trata de una guía con explicaciones del examen.

Visto todo esto, concluimos que la preparación para la prueba TOEFL y su posterior ejecución, ya sea en papel o en electrónico, puede ser un parteaguas en la vida académica, laboral y personal. Un gran paso que dejará conocimientos que jamás se olvidarán si practicamos día a día lo aprendido y, además, una nota: un certificado de inglés que fungirá como referencia en nuestros currículos e historiales académicos.